Deutsch English Francais Espanol Portugues

Tecnología

 

 

Principio de medición

 

Nuestros instrumentos de medición de mercurio trabajan sobre la base de la espectrometría de absorción atómica (AAS).

 

Este método es tanto de una gran sensibilidad como también en extremo selectivo para Hg, ha sido probado hace décadas y se utiliza en todo el mundo. Por medio de continuas mejoras, nuestros instrumentos alcanzan el mayor rendimiento analítico. Los límites de detección, la repetitividad y precisión de las mediciones se han mejorado hasta el máximo. A través de fuentes de gas de calibrado de producción propia se asegura la fiabilidad de la calidad.

 

Absorción atómica (AAS)

 

Como principio de medición en nuestros instrumentos se utiliza la absorción atómica de vapor frio, con lo cual se alcanza el máximo rendimiento analítico y la máxima exactitud en el área de ultratrazas.

 

La absorción de luz a través de átomos en estado gaseoso ya fue objeto de estudio en 1859 por Bunsen y Kirchhoff en Heidelberg. Sin embargo, no fue hasta 1952 cuando sir Alan Walsh desarrolló la espectrometría de absorción atómica como método de medición analítico, usando una llama para la atomización de los analitos.

 

Scetch AAS

Croquis de un espectrómetro de absorción atómica de llama, tal y como lo diseñó Sir Alan Walsh

 

Debido a las características físico-químicas especiales del mercurio, no es posible determinarlo de forma absoluta con dicho método. En 1963, Poluektov, Vitkun y Zelyukova propusieron medir el mercurio a temperatura ambiente y sin previa vaporización (espectroscopia de absorción atómica de vapor frio, CVAAS).

 

El principio de la absorción atómica

Las bolas pequeñas de color violeta representan fotones de luz que se emiten desde una fuente UV y atraviesan axialmente la célula de medición. Algunos de ellos son absorbidos, al principio, por los átomos de mercurio (las bolas grandes rojas). Después de un intervalo de tiempo muy breve, se emiten de nuevo, en concreto, de forma multidireccional. Como resultado, el haz de luz original se atenúa.

 

Estructura de nuestros detectores

 

La concentración de mercurio se mide en una célula óptica de 230 mm de largo con una longitud de onda de 253,7 nm. La célula óptica está elaborada con cristal de cuarzo sintético

 

Schematic diagram of measuring unit

Diagrama de detetcor ( CVAAS )

 

A diferencia del método de fluorescencia atómica, de propagación ocasional, nuestro método de absorción atómico no sufre el llamado efecto quenching y tampoco necesita gases portadores especiales.

Todos nuestros analizadores de mercurio utilizan una lámpara de descarga de Hg a baja presión sin electrodos impulsada a alta frecuencia (EDL) como fuente de radiación UV. Dicha lámpara emite líneas de emisión de banda extremadamente estrecha, la cual cubre con exactitud la línea de absorción de átomos Hg en analitos. Así se minimizan las absorciones no específicas.

Para compensar la deriva de la lámpara aplicamos el método de haz de referencia en nuestros analizadores.

 

Ventajas de las lámparas sin electrodos frente las lámparas convencionales de baja presión de Hg

 

EDL
  • Una vida útil significativamente superior
  • Estabilidad de luminosidad

Los electrodos de las lámparas de mercurio limitan la vida del producto por múltiples razones:

 

  • El metal de los electrodos se evapora, ennegreciendo la lámpara,
    lo cual produce una reducción de la luminosidad e incrementa
    la temperatura de la lámpara.
  • En el filamento luminoso se pueden formar los famosos
    "hot spots", lo cual acelera la evaporación y
    hace que se queme el filamento.
  • La junta vidrio-metal que es necesaria para la fijación de los electrodos debilita la pared de la envolvente de la lámpara. De esta forma se podría producir una pérdida de gas o una rotura de la lámpara.

 

El banco óptico:
"The Soul of the Machine"

 

La unidad de iluminación de la lámpara UV (EDL), la célula óptica y el detector UV conforman el banco óptico: “The Soul of the Machine”. Está presente en todos nuestros instrumentos de medición.

 

The soul of the machine

 

La trampa de oro (GoldTrap):
"The Heart of Gold"

 

Para el aumento de la sensibilidad y para la eliminación de cualquier interferencia usamos la trampa de oro (GoldTrap) en nuestros instrumentos. El gas de prueba se absorbe y enriquece durante la fase de recogida del mercurio, el cual se libera en la fase ultrarápida de calentado. Esta técnica realiza mediciones en el nivel de ultratrazas y define de manera exacta el nivel de mercurio en muestras con composición de matriz compleja.

GoldTrap

 

 


Preconcentración de mercurio con Gold Trap (trampa de oro)

Los átomos rojos de mercurio se capturan de manera selectiva en la superficie de la trampa de oro, mientras que el resto de las moléculas de gas de la muestra (las esferas azules) avanzan sin obstáculos por el aparato de medición. Después de una fase breve de muestreo, la válvula deja de admitir muestra y entra aire limpio; a continuación, la trampa de oro se calienta inmediatamente. El mercurio liberado se transporta a través de la célula de medición, donde se especifica cuantitativamente su masa por medio de absorción atómica (véase más arriba). Este método también recibe el nombre de técnica de amalgamación ya que el mercurio forma una amalgama con la superficie de oro.

"Heart & Soul"

 

Un solo corazón y una sola alma: la GoldTrap y el banco óptico constituyen los requisitos básicos para asegurar la calidad y exactitud de medición de nuestros analizadores para definir el mercurio en el nivel de trazas y ultratrazas.

última actualización:
2017-11-29